foto post

Política y Celebridad: Cinco exposiciones de fama y poder

Galería Artes Visuales
Martes a Miércoles, 12 a 18 hrs. Jueves a Domingo, 12 a 21 hrs.   Entrada liberada.

FOR ENGLISH PRESS HERE

foto post

Política y Celebridad: Cinco exposiciones de fama y poder

FOR ENGLISH PRESS HERE


Catalog online Politics and Celebrity

Las artes visuales se ponen la banda presidencial y se pasean por la alfombra roja en la gran muestra Política y Celebridad de Matucana 100. Bajo este nombre presentaremos cinco exposiciones, algunas colectivas y otras individuales, como la de Alfredo Jaar o Dalí, que indagan en la política y en la celebridad, dos conceptos que marcan el devenir del agitado siglo XXI. La curatoría estuvo a cargo de Paco Barragán.

Alfredo Jaar: 1 de mayo de 2011

Es la instalación de uno de los artistas chilenos más celebrados por su obra profunda, crítica y original. Alfredo Jaar, que reside en Nueva York, muestra por primera  vez en nuestro país 1 de mayo de 2011, que más que una fecha es el símbolo del triunfo de la lucha de EE.UU. contra el terrorismo de Al Qaeda. Vemos dos pantallas. La primera está en blanco y la segunda tiene una imagen que dio la vuelta al mundo. La famosa Situation Room de la Casa Blanca donde el presidente Barack Obama, la Secretaria de Estado Hillary Clinton y el Vicepresidente Joe Biden, entre otros, observan el momento en que se está ejecutando la captura y asesinato de Osama bin Laden por parte de los Navy Seals. Observamos sus gestos de asombro, sus  reacciones. No tenemos que ver para creer. Sólo somos testigos de los supuestos testigos reales. Es posible que delante de los ojos de Obama sólo hubiera una imagen blanca, como la que presenta Jaar en su instalación.

Alfredo Jaar cuestiona de manera sutil no solo la representación de la imagen sino también la política convertida en un reality show: El asesinato televisado y en directo.

Alfredo Jaar May 1, 2011 (2011) video instalacion Cortesia Alfredo Jaar

Alfredo Jaar, 1 de mayo de 2011 (2011), instalación, 2 monitores LCD, 2 serigrafías enmarcadas, Colección privada/ Cortesía del artista.

Antonio Cortés Rolón: Un actor en la Casa Blanca

El artista puertorriqueño Antonio Cortés Rolón (Cidra, 1951) nos habla de las fructíferas relaciones entre la Casa Blanca y las estrellas de Hollywood a través de personajes como Ronald Reagan, Arnold Schwarzenegger, Clint Eastwood, Elvis o Jennifer López. Actores o comunicadores que se convierten en políticos (nosotros tenemos los nuestros en Andrea Molina, Luciano Cruz Coke, Kathy Barriga o Ramón Farías). Y políticos como Putin, que representa un papel en el escenario del poder, como si se tratara de un cowboy del lejano oeste. Para el artista, las estrellas del celuloide se mezclan con las estrellas de la política.

Antonio Cortes Rolon Arnold 2004 71x55cm acrilico sobre tela

Antonio Cortés Rolón, “Arnold”, 2004, acrílico sobre tela 71×55 cms.

Wir sind Utopia: el artista como activista

Esta muestra se adentra en el arte como activismo social. A través de piezas de videoarte observamos la figura del artista como provocador o agente de cambio. Apuntando con el arte al enemigo. Y sobretodo, creador de nuevas maneras de relacionarse con el mundo. La muestra reúne obras de Christian Jankowski y Cristina Lucas, que pertenecen a la colección del MUSAC de León, y de los chilenos Cecilia Vicuña y Gianfranco Foschino.

Mi lucha_03

Cristina Lucas, Mi lucha (2004), vídeo, 5′. Cortesía MUSAC León.

Dalí político: comunismo, falangismo y franquismo en la vida de Salvador Dalí

Una serie de documentos y archivos nos descubren la faceta menos conocida, y casi tabú, del genio surrealista, uno de los precursores del manejo de los medios de masas. Fotos, entrevistas, artículos y libros dan cuenta de la evolución política de Salvador Dalí, que comenzó como amante del comunismo y que desembocó en su admiración por Hitler y su colaboración con la dictadura de Franco.

Recientes exposiciones dedicadas al pintor en el Centre Pompidou, el Centro de Arte Reina Sofía o el  pabellón español en la Bienal de Venecia, olvidan esta faceta del pintor, que impide apreciar su obra a cabalidad. A Dalí le gustaba decir que era “apolítico”, sin embargo notamos que usaba la política para la promoción de fines personales: alcanzar la celebridad total a cualquier precio. La exposición cuenta con la colaboración de la agencia EFE.

dali03.jpg

Dali audiencia con Franco en Palacio El Pardo, 6 de junio de 1956. Cortesía EFE: Miguel Cortés.

Íntimos extraños: la política como celebridad, la celebridad como política

Desde Andy Warhol hasta Ai Weiwei. Más de 40 artistas chilenos y extranjeros reflexionan con sus obras sobre la fusión cada vez más habitual entre la política y la celebridad.  Nunca como ahora, en pleno siglo XXI, los políticos se convierten en estrellas y la política se rinde a las leyes de la fama para llegar a los ciudadanos. A su vez, las estrellas utilizan su popularidad para perseguir al poder con el fin de transformar la sociedad a través de fundaciones o campañas. Íconos como el Che Guevara o Brad Pitt, Pinochet, Clinton o Michael Jackson forman parte de esta exposición colectiva titulada Íntimos extraños, que alude a esos personajes que sentimos propios y cercanos, porque observamos sus vidas en los medios y en el cine, pero que en definitiva no conocemos ni nos conocen.

Jim Ftizpatrick Viva Che 1968 screenprint 108x72cms

Jim Ftizpatrick, “Viva Che”, 1968, screenprint 108×72 cms.

Los artistas en Íntimos extraños: Ai Weiwei, Shepard Fairey, Mariana Najmanovich, Judas Arrieta, Andy Warhol, Kepa Garraza, Marina Abramovic, Ismael Frigerio, Arturo Duclos, Federico Solmi, Prem Sarjo, Susan Silton, Santiago Sierra /Jorge Galindo, Muñoz de Marco, Jim Fitzpatrick, Enrique Marty, Marc Bijl, Ronald Ophuis, Antonio Cortés Rolón, Flavia Contreras, Miguel Aguirre, Sami Lukkarinen, Germán Tagle Domínguez, Marta Minujín, Alexis Esquivel, Walter Bortolossi, José Angel Toirac, Eugenio Merino, Patricio Rueda, Martín Sastre, Josie McCoy, Alfonso Fernández, Noah Becker, Melvin Martínez, Nicola Verlato, Ramón Tormes, Carlos T-Mori y Christian Zabalaga.