foto post

Cuerpo, Danza y Ciudad: encontrarnos en el espacio público

GALERÍA CONCRETA
Del 18/04 al 07/05
Martes y miércoles 12 a 18 hrs.
Jueves a domingo 12 a 21 hrs.
Entrada liberada
Inauguración martes 18/04

Curadora: Lorena Hurtado Escobar

Cada día nuestros cuerpos transitan por el espacio público para llegar a un destino determinado que va cambiando según nuestros objetivos diarios. En este transitar que tiene una meta específica, el tiempo nos apremia y constantemente nos desencontramos.

En esta selección de obras el cuerpo ha sido abordado desde lugares que rompen toda lógica cotidiana.  Una muestra acerca de cómo éste en su dimensión sensibleartística y escénica instala a través de sus creadores e intérpretes otros modos de situar y visibilizar el cuerpo en el espacio público, el que en su dimensión cotidiana transita vertiginosamente debido a la inmediatez que nos somete.

Es así como cada una de estas obras audiovisuales en que el cuerpo de manera colectiva o individual desde su propia subjetividad y tomando la ciudad como contexto, accionan, presentan, representan y despliegan en el espacio público sudeseos. Se instalan diversas estéticas, poéticas y gestos políticos que desde el arte de la danza y la performance, intentan establecer relaciones con otros cuerpos desde otros lugares posibles. 

Esta selección de obras es también una invitación a encontrarnos en el espacio público y a reflexionar acerca de nuestro habitar y transitar en la ciudad, entre otras cosas posibles con las que cada uno de nosotros se pueda encontrar.

 

Las obras:

 

Sin Título II (2015, Santiago)

Bárbara Pinto Gimeno.

 

A partir de una caminata por la ciudad, la artista deshace la idea de productividad (se va destejiendo un abrigo que alguien tejió). En su caminar (vertical), va dejando el trazo horizontal del tejido, que retorna a su forma original de materia prima (lana). Al quedar esa materialidad disponible en el suelo se abre la oportunidad de nuevos “tejidos” respecto al uso que le puedan dar o no, otros transeúntes con ese elemento en la ciudad.

foto de la obra Sin Título II

 

Línea de Sal (2012, Valparaíso)

Colectivo Artistas en Latinoamérica.

 

La ciudad de Valparaíso, al igual que otras, a lo largo de la historia le ha quitado territorio al mar como una forma de ampliar su propio trazado urbano. Línea de Sal es una acción que responde a la pregunta, ¿hasta dónde llegaba el mar? En una de las plazas centrales de la ciudad está inscrita una placa a ras de suelo que dice: ” Año 1825 Línea de Mar”. A partir de este punto se realiza una demarcación con sal como elemento simbólico, en la cual se desarrolla un recorrido horizontal paralelo al mar, rescatando la presencia original de este.

1P1050943

 

Revolución (Santiago, 2016)

María Betania González; dirección coreográfica.  Andy Dockett, dirección de arte y edición audiovisual.

 

Vimos aparecer una multitud de danzantes ocultos, un fenómeno coreográfico invadiendo el entorno urbano. Ellos compartían en un acto creativo, ser uno en ese uno que es todo. Los cuerpos, su misterio; las presencias ausencias manifiestan el imaginario de los observadores. ¿Quiénes son ellos, qué son, por qué están aquí? El oscuro oráculo incita a la ensoñación: la revolución viene y no es posible pensarla, sólo danzarla.

revolucion


foto post

Cuerpo, Danza y Ciudad: encontrarnos en el espacio público


Curadora: Lorena Hurtado Escobar

Cada día nuestros cuerpos transitan por el espacio público para llegar a un destino determinado que va cambiando según nuestros objetivos diarios. En este transitar que tiene una meta específica, el tiempo nos apremia y constantemente nos desencontramos.

En esta selección de obras el cuerpo ha sido abordado desde lugares que rompen toda lógica cotidiana.  Una muestra acerca de cómo éste en su dimensión sensibleartística y escénica instala a través de sus creadores e intérpretes otros modos de situar y visibilizar el cuerpo en el espacio público, el que en su dimensión cotidiana transita vertiginosamente debido a la inmediatez que nos somete.

Es así como cada una de estas obras audiovisuales en que el cuerpo de manera colectiva o individual desde su propia subjetividad y tomando la ciudad como contexto, accionan, presentan, representan y despliegan en el espacio público sudeseos. Se instalan diversas estéticas, poéticas y gestos políticos que desde el arte de la danza y la performance, intentan establecer relaciones con otros cuerpos desde otros lugares posibles. 

Esta selección de obras es también una invitación a encontrarnos en el espacio público y a reflexionar acerca de nuestro habitar y transitar en la ciudad, entre otras cosas posibles con las que cada uno de nosotros se pueda encontrar.

 

Las obras:

 

Sin Título II (2015, Santiago)

Bárbara Pinto Gimeno.

 

A partir de una caminata por la ciudad, la artista deshace la idea de productividad (se va destejiendo un abrigo que alguien tejió). En su caminar (vertical), va dejando el trazo horizontal del tejido, que retorna a su forma original de materia prima (lana). Al quedar esa materialidad disponible en el suelo se abre la oportunidad de nuevos “tejidos” respecto al uso que le puedan dar o no, otros transeúntes con ese elemento en la ciudad.

foto de la obra Sin Título II

 

Línea de Sal (2012, Valparaíso)

Colectivo Artistas en Latinoamérica.

 

La ciudad de Valparaíso, al igual que otras, a lo largo de la historia le ha quitado territorio al mar como una forma de ampliar su propio trazado urbano. Línea de Sal es una acción que responde a la pregunta, ¿hasta dónde llegaba el mar? En una de las plazas centrales de la ciudad está inscrita una placa a ras de suelo que dice: ” Año 1825 Línea de Mar”. A partir de este punto se realiza una demarcación con sal como elemento simbólico, en la cual se desarrolla un recorrido horizontal paralelo al mar, rescatando la presencia original de este.

1P1050943

 

Revolución (Santiago, 2016)

María Betania González; dirección coreográfica.  Andy Dockett, dirección de arte y edición audiovisual.

 

Vimos aparecer una multitud de danzantes ocultos, un fenómeno coreográfico invadiendo el entorno urbano. Ellos compartían en un acto creativo, ser uno en ese uno que es todo. Los cuerpos, su misterio; las presencias ausencias manifiestan el imaginario de los observadores. ¿Quiénes son ellos, qué son, por qué están aquí? El oscuro oráculo incita a la ensoñación: la revolución viene y no es posible pensarla, sólo danzarla.

revolucion