fbpx
foto post

¿Dominador o sumiso?

Martes a domingo, de 11 a 21 horas. Entrada liberada

Del 7 de mayo al 5 de julio

foto post

¿Dominador o sumiso?

Del 7 de mayo al 5 de julio


Dentro del marco de colaboración entre Matucana 100 y el MUSAC de León, encaminado a una presentación continuada de obras de su colección en Chile, nuestro curador Paco Barragán ha concebido la intrigante exposición temática  Obey!-¡Obedece!: Jesper Just (DK), Annika Larsson (S), Markus Schinwald (A), Dani Marti (AUS/E), Atom Egoyan (CND) & Julião Sarmento (P) —Fondos Colección MUSAC. 

Con un no menos intrigante título, la apuesta curatorial propone una reflexión en torno a conceptos como la sumisión, el voyeurismo, el (objeto de) deseo, la subordinación, la re-construcción de la identidad, las diferencias generacionales e incluso lo ‘unheimlich’ dentro de las relaciones familiares y de pareja.

Todas las obras aquí reunidas de la Colección MUSAC destacan por una estilizada y cinematográfica puesta en escena donde lo surrealista, lo misterioso, lo extraño y lo absurdo, pero también lo obsesivo, lo inquietante, lo irracional y, en ocasiones, un punto retorcido se dan admirablemente la mano en la fascinante dialéctica de dominación y sumisión, es decir, del amo y el esclavo. Se trata del deseo de que el otro se someta y me reconozca porque, en el fondo —y como bien nos avisaba Hegel—, el origen y el devenir de la historia no es otra cosa que el enfrentamiento de deseos diversos y encontrados.

En Something to Love, el danés Jesper Just pone en entredicho el rol masculino en las relaciones de pareja al confrontarlo con las relaciones paterno-filiales en una escenografía creíblemente surrealista. Por su parte, también el austríaco Markus Schinwald juega con lo onírico y lo extraño en Ten in Love: 10 personas reunidas en una antigua escuela-convento, vestidas con extraños uniformes y ejercitando inexplicables movimientos, que convierten cualquier interacción afectiva en un misterioso ritual.

Así mismo, la sueca Annika Larsson nos seduce en Pink Ball mediante unas bellas al tiempo que perversas imágenes que giran en torno a 3 extraños personajes encerrados en una dinámica de poder y sumisión impregnada de atracción y deseo. También The Stamp Collector del hispano-australiano Dani Marti nos habla de dominación y deseo, pero a través de una escenografía muy contemporánea y muy reconocible: asistimos a la enigmática y cuasi-silenciosa sesión en un chat de una persona pegada a una pantalla de ordenador y vestida con un traje de látex. Finalmente, el no menos fascinante vídeo, resultante de la colaboración entre el cineasta egipcio-canadiense Atom Egoyan y el videoartista portugués Julião Sarmento, nos depara con la obra maestra Close una mirada fetichista que nos confronta con la imagen de un pie sobre la boca de una mujer en el mismo momento de cortarse las uñas…

Ante estas sorprendentes al tiempo que íntimas historias, el espectador no puede evitar dejar de ser un mero observador para convertirse en un aplicado voyeur. Y tal vez sea ésta una magnífica metáfora del sino del ser humano en el siglo XXI…

 

Share via