fbpx

El Bucle Despeinado

GALERÍA CONCRETA

Del 16/12 al 24/01


Mié a Vie


11 a 17 hrs.


T.E.


La exposición cuenta con todas las medidas sanitarias exigidas para la RM en Fase 2
 
foto post

El Bucle Despeinado


Selección Bienal Arte Joven de Buenos Aires
Curadora: Laura Spivak, asesora de artes visuales de La Bienal Arte Joven BA

Artistas:
• Joaquín Aras (Bienalista en 2015 y luego jurado en 2017)
• Lihuel Goonzalez (Bienalista en 2015)
• Ariela Bergman (Bienalista en 2017)

La exposición El bucle despeinado reúne obras audiovisuales de tres jóvenes artistas argentinos que formaron parte de la Bienal Arte Joven de Buenos Aires en diferentes ediciones: Joaquín Aras, Ariela Bergman y Lihuel Gonzalez.

En «Las palabras y las cosas», de Joaquín Aras, ciertas acciones cotidianas -como escribir, leer, comer- se van repitiendo casi de la misma forma. Hasta que estas acciones empiezan a combinarse de manera disparatada. Y lo que se esperaba que sucediera empieza a acontecer de manera incómoda. La obra de Joaquín desafía la atención del observador, su sentido del humor y su confort.

«Guardo mercurio suelto», el video de Ariela Bergman, muestra una sucesión infinita de adornos exhibidos sobre una cómoda. Estos objetos decorativos, el mobiliario y el empapelado que aparece por detrás, llevan consigo el peso simbólico de ciertas ideologías y modos de ver el mundo de generaciones anteriores -quizás la de nuestros padres o abuelos. Ese pasado, que de manera irónica vuelve una y otra vez, arrastra y agobia.

En el video «Dos personas» de Lihuel González un hombre y una mujer tratan de entenderse. Podría decirse que conversan, pero tan solo lo intentan. Son dos personas, migrantes, que provienen de países y culturas diferentes – China y Francia- y confluyen en Buenos Aires. Pretenden comunicarse, y por momentos parecieran encontrar algún tipo de código en común, pero luego se diluye. La obra es una danza entre la impotencia, el humor y la exasperación.

Acciones cotidianas, situaciones dislocadas. Objetos que pasan, pasado que vuelve. Conversación entusiasta, diálogo frustrado. Acontecimientos configurados como en una lista reproducción que cuando llega a su fin vuelve a empezar. Sucesos en bucle. Pero un bucle despeinado con gracia e ironía.

Share via