Retrospectiva Política Ilustrada: Un paso a la fantasía revolucionaria

Presencial - Del 07/06 al 07/08

Conjunto de obras que se presentan a modo de estructura y desarrollo de un proceso artístico sobre el dibujo, el collage y la pintura.

 

Esta Retrospectiva de 30 años tiene una fluctuante orientación orgánica, lo expuesto en esta sala se ha provisto de su propia inmanencia auto-consciente. De modo que es esta la evidencia de una biografía materializada bajo el flujo de lo existente; cuyo proceder fidedigno es la puesta en evidencia de la potencia del arte. Puesto, que mi estrategia simbólica le impone al campo artístico, -en extremo institucionalizado-, una revisión de su estructura ideológica y política, no es de extrañar que a muchos sorprenda esta muestra.

Viendo que las lecturas que existen sobre la visualidad tienden a repetirse bajo los falsos elogios y a alojar en el sobreentendido canónico que los mismos artistas refuerzan, es de suponer cierto oficio superviviente en mi obra. Así, cabe decir que esta exhibición es una respuesta a la dimensión racionalizadora que incluye ciertamente al poder y sus innumerables facetas biopolíticas. 

Para poder mejor comprender los trabajos aquí incluidos es necesario revisar el complejo fenomenológico que dota de sentido a los que incluso aparecen como una construcción excedida a la misma experiencia artística. Quiero de esta forma remarcar la lógica experimental de estos trabajos adherida a especulaciones existenciales, ya insoslayables. De modo, que, no es esta una exposición normalizada de pinturas y dibujos, sino más bien, una que contempla también interrogar la escolástica pequeño-burguesa adherida a sus instituciones y costumbres académicas. Puesto que, a partir del amancebamiento formalista, excedido este como estrategia comunicativa, es imperioso resituar un arte autónomo, en búsqueda de una extraña y necesaria objetividad. 

 

                                                                                         Claudio Herrera

La obra artística de Claudio Herrera aparece hoy como una de las más particulares y significativas de la escena cultural realizada en Chile. Su anómala autonomía se inscribe en la tradición europea de las primeras vanguardias, como también en el primer expresionismo nórdico y alemán. Nacido en 1968, este artista procede investigando filiaciones y vínculos plástico-simbólicos de evidente connotación experimental. Exponiendo sus trabajos de manera constante y periódica, su vasta producción ha sido expuesta en museos y galerías de Chile, Argentina, México, España, Suecia y Holanda, así como en Ferias tales como Scope Art Fair, Arteba y Chaco. Artista premiado tres veces por la prestigiosa institución, The Pollock-Krasner Foundation, ha situado sus intereses en el dibujo abstracto y figurativo, proporcionándole una nueva tensión tanto conceptual como intelectual. Por otra parte, para él, la pintura es un medio privilegiado de comunicación simbólica en el que prevalecen asuntos constantes sobre política, erotismo, historia y estética.

LA LÍNEA PIENSA.

Escribí en 1993 un texto para sostener el trabajo inicial de Claudio Herrera. En el descampado plástico de la transición interminable, su trabajo poseía una audacia que lo hacía distinguirse de la complacencia ambiental. A casi treinta años, he releído el texto que titulé “Gráfica dura” y me ha parecido que no había nada más que agregar. Más aún, si hago el seguimiento de los textos de Ardenne, Stupía o de Navarro. Estos no hacen más que confirmar mis primeras impresiones. Ocurre que, luego de tres décadas de trabajo, Claudio Herrera ocupa un lugar extraño y anómalo en la escena chilena. Diría, descentrado. Porque es de los pocos artistas que ha realizado un periplo homérico, trasladando consigo los residuos de una guerra de Troya interminable, en el curso de la cual reproduce unos gestos que resultan cada día más impertinentes, porque en el reverso de las cosas decía la verdad por sustracción. Exponer de manera retrospectiva es un acto que se análoga con editar unas obras escogidas. Nunca serán completas. Nada es simple. Lo que se espera es una retro/prospectiva, en la que todos los períodos puedan ser colocados en un mismo nivel, para sostener la hipótesis de acceder a la obra de conjunto a través de la singularidad. Una manera de periodizar es seguir la secuencia de lectura de los textos fundamentales en una formación

                                                                                            Justo Pastor Mellado, Abril 2022

  • Solicitaremos Pase de Movilidad, desde los 12 años, a todas y todos quienes asistan a las actividades presenciales del Centro Cultural. Dicho documento será revisado en las puertas del Centro Cultural. Sin este documento no podrás ingresar a Matucana.
  • Los niños menores de 12 años podrán ingresar a las funciones/actividades presenciales acompañados de un adulto con Pase de Movilidad.
  • Tras ingresar, sigue cuidadosamente las indicaciones del Equipo M100. En especial, al momento de entrar y salir de cada espectáculo.
  • Controlaremos la temperatura de todas las personas que ingresen a M100.
  • Supervisaremos el uso de mascarillas antes, durante y después de las actividades.

EXPOSICIÓN PRESENCIAL


Del 07/06 al 07/08


Mié a dom, de 12 a 14 horas, y de 15 a 21 hrs.


Galería Principal


Entrada liberada


Se solicita Pase de Movilidad + Documento de Identificación


T.E.


PREGUNTAS FRECUENTES